Las personas celíacas, antes de ser diagnosticadas, sufren una serie de síntomas que van deteriorando poco a poco su salud y su calidad de vida: molestias, dolores, falta de energía déficit de atención, falta de memoria…

Ser diagnosticado de celiaquía no es una buena noticia, pero es un punto de inflexión para poder mejorar y llegar a normalizar nuestro estado físico e incluso mejorar a nivel bio-psico-social.

Lo primero que tenemos que aprender una vez hemos sido diagnosticados, es a saber reconocer cuales son los alimentos y hábitos en nuestra dieta que van a contribuir a una mejora de nuestra salud. Estos serían algunos puntos básicos para tener en cuenta:

  • Lo ideal es escoger preferiblemente alimentos naturalmente libres de gluten.
  • Realizar entre tres y cinco ingestas diarias.
  • Asegurar que nuestra dieta incluye al menos:
    • dos raciones de verdura y de dos a tres de fruta al día,
    • de dos a tres raciones de proteína a base de carne, pescado y huevos
    • dos raciones por semana de legumbres que aportan proteínas de origen vegetal y fibra.
  • El 50-55% del total de la ingesta calórica diaria, debe proceder de:
    • cereales y pseudocereales sin gluten,
    • entre el 20-25% de las proteínas
    • entre en 25-30% de las grasas saludables.

Afortunadamente, hoy en día disponemos de cantidad de herramientas que nos ayudarán a tener información. Tanto desde las Asociaciones de personas celíacas, como de la mano de las nuevas tecnologías, disponemos de información y herramientas que contribuyen a facilitarnos la vida. La generosidad de quienes comparten en las redes sus conocimientos nos brinda la oportunidad de acceder con solo un “clic” a miles de recetas, experiencias, consejos, videos… Ser celíaco hoy es menos complicado que hace algunos años.

Sin lugar a duda, al empezar la alimentación sin gluten, tu salud empezará a mejorar, recuperarás aquella energía perdida y, sin darte apenas cuenta, empezarás a hacer todas aquellas cosas que antes no te creías capaz de hacer. Ese aumento de actividad, a su vez hará que te sientas mejor, iniciando un círculo virtuoso con efectos positivos en todos los ámbitos de tu vida. Una buena nutrición, conlleva una mejora bio-psico-social a todas las personas en general y, especialmente a las personas celíacas.              

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *