Pan sin Gluten hecho en casa con Basic Mix de Proceli

El pan hecho en casa, un placer sin gluten con los mejores ingredientes

Cada vez hay más gente que se suma a la tendencia de hacer pan casero y las especialidades sin gluten no escapan a este auge. Los motivos son diversos: personalización, coste, creatividad…

Lo cierto es que, ya sea por afición o por convicción, el placer de lo artesanal ocupa cada vez un mayor espacio en nuestra cocina. Pero, como todo, un buen resultado final requiere un buen inicio y, por eso, los ingredientes son clave.

En el caso del pan sin gluten, se requiere conocer muy bien las propiedades de los ingredientes que lo sustituyen para poder combinarlos de forma óptima. La masa del pan sin gluten es menos elástica y la textura más densa, pero existen varias opciones que ofrecen distintas propiedades, texturas y sabores: harinas de cereales o pseudocereales que no tienen gluten de forma natural, mezclas de harinas y preparados panificables.

En esta ocasión centramos el post en los preparados panificables, como nuestra Basic Mix. En ella nos basamos para ofrecerte algunos consejos y recomendaciones para tus creaciones panaderas en casa.

Método escogido: ¿Manual o panificadora?

Puedes hacerlo de varias formas, según te apetezca recrearte, tengas más o menos prisa, o según de qué utensilios y aparatos dispongas.

  • Amasado, levado y cocción artesanal. Hacer el pan de forma manual no tiene porqué ser complicado ni lento. En este enlace tienes una receta comentada y un vídeo donde, incluso, puedes ver cómo sube el pan en el horno.
  • Pan en panificadora. El uso de una panificadora facilita la tarea ya que, si se ponen las medidas adecuadas de cada ingrediente, los tiempos y procesos están controlados por la máquina. La mayoría de panificadoras cuentan con el programa sin gluten, lo cual aún resulta más cómodo y fácil. Aquí tienes una receta de ejemplo para hacer pan sin gluten con panificadora.

Tipos de harina: ¿Mezclas, preparados o naturales?

  • Cada tipo de pan requiere un tipo de harina o de preparado. Aunque muchas especialidades admiten distintas harinas e incluso la mezcla de harinas, en sus justas proporciones, es oportuna.
  • Si decidimos usar maíz, contaremos con los beneficios que aporta la zeína, su principal proteína. El sabor resultante será dulce e intenso. El almidón de maíz es el ingrediente principal del preparado Basic Mix.
  • Si nos decantamos por el arroz, el producto tendrá mejor estructura y volumen de la miga, ya que el arroz ayuda a retener agua durante el proceso de cocción.
  • Si por lo contrario utilizamos fécula de patata o tapioca, dos tubérculos sin gluten, el producto adquiere una textura más densa y un sabor más primitivo.
  • En masas que contienen harinas densas, será conveniente añadir agua en mayor proporción, y eso hará que la sensación de crudeza en la boca se intensifique.
  • Algunos preparados panificables, como la Basic Mix de Proceli, están especialmente formulados para la elaboración de pan y cuentan ya en su receta con espesante (goma xantana) para favorecer la elasticidad de la masa.
  • La mezcla del preparado panificable con otras harinas permite ampliar el surtido de recetas de pan que puedes hacer; además de aportarle un toque más rústico o natural en la miga. Por ejemplo, complementar la receta con harina de trigo sarraceno, contribuye a la riqueza del producto final.
  • Sin embargo, otra forma de aportar rusticidad al pan es en la corteza. Añadir semillas, por ejemplo, de lino, sésamo o de girasol, no sólo da un toque de sabor distinto, sino también un colorido, textura y aspecto originales.

Especialidades de pan: un abanico de posibilidades.

  • Desde unos panecillos de pan blanco al pan de nueces, la gama de panes que puedes hacer depende de tu creatividad, tus habilidades y tu dedicación.
  • El uso de una harina u otra, y la combinación de éstas, también hace que puedas obtener distintos resultados.
En Proceli estamos siempre buscando posibles recetas de interés para la comunidad celíaca.

¡Síguenos en Facebook y en Twitter!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *