Consejos para comer sin gluten fuera de casa

Trucos para comer sin gluten fuera de casa

¿Cuántas veces has abandonado la idea de salir a cenar fuera por temor a no poder comer nada? Afortunadamente cada vez hay mayor concienciación de la celiaquía y de las alergias alimentarias. Pero también es cierto que no siempre los restaurantes están preparados al 100% para atender personas que necesitan comer alimentos sin gluten. En este post te damos algunos consejos y recomendaciones para que ir a cenar fuera se convierta en una actividad de lo más normal. 😉

  1. Busca en la red… ¡y en las apps!

El universo online está lleno de blogs y páginas dónde encontrar información de primera mano sobre la celiaquía. Consejos y mapas de restaurantes con menús sin gluten que te ayudarán a estar al día de las novedades de la oferta gastronómica de tu zona.  Además algunas aplicaciones móviles te indican los restaurantes para celíacos más cercanos a ti, con valoraciones y comentarios de la comunidad.

  1. Comunícate con el personal del restaurante

Haz saber al personal del establecimiento que eres celíaco y que tienes que llevar una dieta sin gluten. Si tienen dudas, ofrécete para aconsejarlos sobre qué alimentos puedes consumir sin problemas. Si te es posible, llama al establecimiento antes de ir, eso ayudará a que puedan atender tus necesidades de manera más fácil.

  1. Déjate sorprender

No poder comer gluten no tiene por qué ser aburrido. Cada vez hay más recetas con productos libres de gluten de forma natural: carnes, pescados, verduras, huevos, frutas… atrévete a pedir un plato que normalmente no pedirías y descubre un mundo de sabor.

  1. Ten en cuenta la bebida

La cerveza contiene gluten y no es apta para celíacos. Ahora bien, cada vez encontramos más oferta de cervezas sin gluten no sólo en los supermercados si no también en los restaurantes. Pero recuerda, bébela siempre en envase de cristal, ¡nunca en el vaso!

  1. Y acuérdate de la contaminación cruzada

Por ejemplo, si el plato que has pedido es carne a la plancha, pide que la cocinen en una sartén limpia de gluten. Es posible que en esa misma sartén se hayan cocinado productos con harina. También por el hecho de compartir mesa con personas no celíacas que no van a comer sin gluten debes tener precaución con la contaminación cruzada.

  1. Y por último…¡disfruta!

Siguiendo algunos pasos previos…lo único que te queda por hacer es disfrutar con quien te apetezca de esa fantástica cena. 😉

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *